+507 225-1782

info@bautistadepanama.org

Ave. Cuba y Calle 27, Panamá

BLOGS


Hasta que los Bienes Nos Separen

Abraham, tras su regreso a Canaán de su viaje a Egipto, surge un conflicto entre él y su sobrino Lot. Era un conflicto que tenía serias ramificaciones y tenía que ser resuelto. Tanto Abram como Lot habían obtenido inmensa riqueza y poder. Cada uno quería el mejor terreno de pastoreo para sus rebaños y manadas.

 

De la forma como Abraham y Lot respondieron a esta crisis en la familia dice mucho sobre el carácter de cada uno. Al igual que Abraham, hay momentos en la vida familiares en los que surgen conflictos y problemas por temas económicos, la posesión de bienes y el control sobre los demás.

 

La forma en que lidiamos con esos conflictos y problemas revela más acerca de nuestra personalidad de lo que queremos admitir. Porque la forma que reaccionamos cuando estamos bajo presión es lo que realmente somos. Abraham era mucho más rico que Lot pues “era riquísimo en ganado, en plata y en oro” pero no por ello tomo la iniciativa en elegir. No antepuso sus propios intereses y beneficios, no pensó solo en sí mismo, sino, que, de manera generoso, dio oportunidad a Lot para escoger lo que más le conviniera. Los cananeos vivían alrededor de ellos en ese momento.

 

Esto presentaba un problema frente al conflicto. Puso en peligro tanto a Abraham como a Lot. Si esta gente guerrera viera la oportunidad de atacarlos y tomar sus posesiones, lo harían al verlos divididos. Así hace satanás con los hogares cuando damos lugar a las divisiones y conflictos.

 

Él estaba buscando la unidad, por lo que la solución propuesta por Abraham está motivada por la unidad. Recordemos que la unidad en la familia es primordial, en el trato entre nosotros y en el testimonio como cristianos. Lamentablemente, a lo largo de mi vida, he visto situaciones conflictivas en la familia por temas de posesión de bienes, dinero y poder. Hermanos de los mismos padres, peleándose una vez fallecidos los padres. Hombres y mujeres que manejan sus posiciones a escondidas de sus parejas, por no compartir o por desconfianza.

 

El manejo de los temas financieros en la familia es crucial, ya que las estadísticas indican que más del 50% de los motivos de divorcio, surgen por temas económicos. Ya sea por el control de lo que se posee, o por la ausencia de ingresos que coadyuve a una vida digna. Ambos extremos, generan problemas cuando el egoísmo, la falta de madurez y la irresponsabilidad en el manejo financiero no es resuelto bajo los principios de Dios. “Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; Mas el hombre insensato todo lo disipa” (Pr. 21:20). “Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, Y mira con cuidado por tus rebaños; Porque las riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona para perpetuas generaciones?” (Pr. 27:23-24). “En el barbecho de los pobres hay mucho pan; más se pierde por falta de juicio” (Pr. 13.23).

 

Hno. Alvin Barnett


Descarga el Boletín de este

 3 de Marzo de 2024