+507 225-1782

info@bautistadepanama.org

Ave. Cuba y Calle 27, Panamá

BLOGS


Desde el Escritorio de Pastor

" Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos."     

                                                                      Efesios 5:15-16

 

Te Invito cada Semana a tener un momento de Reflexión con las Sagradas Escrituras por medio de estos Apuntes 

  • Abraham, tras su regreso a Canaán de su viaje a Egipto, surge un conflicto entre él y su sobrino Lot. Era un conflicto que tenía serias ramificaciones y tenía que ser resuelto. Tanto Abram como Lot habían obtenido inmensa riqueza y poder. Cada uno quería el mejor terreno de pastoreo para sus rebaños y manadas. De la forma como Abraham y Lot respondieron a esta crisis en la familia dice mucho sobre el carácter de cada uno


  • En verdad, ¡el amor es sacrificado! Estamos hablando del verdadero amor, el amor de Dios (AGAPE). En el idioma griego del Nuevo Testamento (“koiné”) se usan por lo menos tres palabras para describir el amor: “FILEO” para referirse al amor filial entre hermanos y amigos; “EROS” para referirse al amor en la esfera matrimonial (se allí surge la palabra erótico) y, “AGAPE” el amor perfecto, el amor de Dios. El amor que es sin condiciones, es el amor de entrega total. Es el amor con que Dios nos amó y fue el amor en que Cristo nos amó y sacrificó por nosotros. De tal manera, que el amor en su mayor pureza es el amor que se sacrifica por otros.


  • El deseo de intimidad en las relaciones es un profundo anhelo en el ser humano. Es que cuando Dios nos hizo dijo: “Hagamos al Hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza” (Gn. 1:26). El modelo en el diseño de las relaciones humanas se basó en la RELACIÓN INTIMA y PERFECTA DE LA DEIDAD (LA TRINIDAD). ¡Esto era bueno en gran manera! (v.31).


  • Todos tenemos el privilegio de adorar juntos al Señor en este primer culto de adoración en la jornada del año 2024. Debemos verlo como una bendición de lo alto y una oportunidad para retomar y enfocarnos en aquello que el Señor ha dispuesto para nosotros


  • Hoy, por la Gracia del Señor llegamos al término de un año más. Podemos decir: Dios ha sido bueno y sus misericordias nos han llevado de la mano a cada instante. Y, lo menos que podemos hacer, es decir: ¡GRACIAS!